2015 Año Internacional de la Luz y de las Tecnologías basadas en Luz

El 20 de diciembre de 2013, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en su 68ª Asamblea Anual proclamó 2015 como el Año Internacional de la Luz y las Tecnologías basadas en la Luz.
El Año Internacional de la Luz pretende comunicar a la sociedad la importancia de la luz, y sus tecnologías asociadas, en el mundo actual en áreas tan importantes como la energía, la educación, la salud, la comunicación, etc.

Considerando que en 2015 se tendrán diversos aniversarios de hechos y descubrimientos científicos relacionados con la luz, entre los que se encuentran los primeros estudios de óptica por Ibn Al-Hautham en el año 1015; la consideración del comportamiento de la luz como ondas propuesta por Fresnel en 1815; la aplicación de la teoría electromagnética propuesta por Maxwell en 1865 a la forma en que se propaga la luz; las teorías de Einstein, sobre el efecto fotoeléctrico en 1905, y la relación de la luz en cosmología mediante la teoría general de la relatividad en 1915; y el éxito de Charles Kao relacionado con la transmisión de la luz en una fibra óptica para aplicación en comunicaciones en  
  international year of light
1965; además del reconocimiento e importancia de la luz y las tecnologías basadas en la luz sobre la vida de los ciudadanos en general y en el desarrollo a todos los niveles; el 20 de diciembre de 2013, en la 68ª Asamblea General de las Naciones Unidas, por propuesta realizada por México, en conjunto con Ghana, Nueva Zelanda y la Federación Rusa, y respaldada por 35 naciones, se proclama que el año 2015 sea considerado como el Año Internacional de la Luz y las Tecnologías basadas en la Luz (IYL 2015: International Year of Light and Light-based Technologies).  

Bajo este esquema, se ha convocado a organizaciones científicas, instituciones educativas, empresas y gobiernos a fortalecer los esfuerzos para que los desarrollos tecnológicos basados en la luz logren impactar positivamente en el desarrollo sustentable y provean soluciones globales en eficiencia energética, educación, agricultura, salud, cambio climático, entre otros. Coincidentemente, en México, con la aplicación de la tercera etapa de la NOM-028-ENER-2010, donde a partir del presente año dejan de comercializarse lámparas incandescentes con potencias de consumo de 40 W o mayores, que dominaron la iluminación general el siglo pasado, resulta un emblemático paso hacia la adopción de tecnologías más eficientes para la iluminación de espacios generales y una aportación para el desarrollo nacional en conmemoración del Año Internacional de la Luz.

Adicionalmente, el estímulo económico que ofrecen las energías renovables para los gobiernos y organizaciones del mundo, ha puesto a la radiación solar en el escenario como uno de los recursos naturales que al aplicarse a dispositivos termo solares (calentadores solares) o foto voltaicos (paneles solares) brindan un beneficio universal de la luz solar como sustituto de otras fuentes de energía no renovables.

En el Centro Nacional de Metrología se trabaja en diversos ámbitos relacionados con las tecnologías basadas en la luz en diferentes aplicaciones y mediciones que impactan desde la iluminación general, métodos ópticos de análisis, medición de la radiación ultravioleta, escalas de tiempo y hasta las telecomunicaciones por fibra óptica. Por ejemplo, a través de la Dirección de Óptica y Radiometría, se trabaja en el desarrollo de lámparas de referencia basadas en tecnología de estado sólido de alta eficiencia (LEDs) para brindar confiabilidad a las mediciones y verificaciones de productos comercializados nacionalmente; en la producción de materiales de referencia para métodos ópticos de análisis como espectrofotometría UV-Vis, índice de refracción o color; en el desarrollo de sistemas para calibración de medidores de dispersión cromática en fibras ópticas monomodo, calibración de instrumentos para medición de radiación solar, entre otros desarrollos. Por otro lado, la Dirección de Tiempo y Frecuencia desarrolla nuevas capacidades de medición de frecuencias ópticas, en donde los láseres de pulsos ultracortos son elementos clave.

Mayor información sobre el IYL 2015: